Moscú y Kiev se acusan de planes terroristas en central nuclear de Zaporiyia, mientras Bruselas alerta sobre «catastróficas consecuencias» de acciones rusas

Moscú/Leópolis/Bruselas/Washington/París – Rusia y Ucrania mantienen el pulso en torno a la central nuclear ucraniana de Zaporiyia ante las exigencias internacionales de una retirada del Ejército ruso de la instalación y la negativa rusa de abandonarla, mientras ambas partes se acusan de planear atentados terroristas contra la planta, la mayor de Europa, situada en el sur de Ucrania, y Bruselas alerta sobre las «catastróficas consecuencias» que puede tener la presencia del ejército ruso en ese enclave.

También el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien viajó a Kiev para reunirse con su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, y el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, expresó su preocupación por «los enfrentamientos en torno a la central nuclear de Zaporiyia». «No queremos volver a vivir un nuevo Chernóbil», señaló, al destacar el papel mediador de Ankara en el conflicto, que espera resolver «por medios diplomáticos», algo que Zelenski descartó «mientras la invasión continúe y las tropas invasoras sigan matando a ucranianos».

Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, urgió junto al presidente de Francia, Emmanuel Macron, el canciller de Alemania, Olaf Scholz, y el primer ministro británico, Boris Johnson, a que un equipo del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) haga una visita «tan pronto como sea posible para determinar el estado de los sistemas de seguridad», según informó este domingo la Casa Blanca y el Eliseo. En tanto, la Inspección Estatal de Regulación Nuclear de Ucrania alertó en un comunicado que un fallo del sistema eléctrico de la planta podría tener consecuencias comparables con las del accidente en la central japonesa de Fukushima-1 de 2011. Esto podría generar una nube radiactiva que podría llegar, según el rumbo del viento, no solo a Rusia o Bielorrusia, sino al resto de Europa, y contaminar la presa Kajovskoe, cuyas aguas bajan por el Dniéper hasta el mar Negro. (19, 20 y 21 de agosto)

Piedras aún en el camino del acuerdo nuclear con Irán, que Bruselas ve más cerca que nunca

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, y el ministro iraní de Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, en una imagen de archivo. EFE/EPA/ABEDIN TAHERKENAREH/ Archivo

Viena/Bruselas/Teherán – Aunque la reactivación del acuerdo de 2015 que bloqueó que Irán pudiera hacerse con armas atómicas parece más cerca que nunca, varios temas siguen obstruyendo que Washington e Irán den otra oportunidad a cerrar un conflicto que arrancó en 2002, cuando se reveló que Teherán tuvo un nuclear clandestino. Esas piedras en el camino son las sospechas de que Irán pudo haber llevado a cabo actividades nucleares secretas, las garantías vinculantes que pide Teherán de que EE.UU no volverá a abandonar el pacto y la acumulación de casi 3.500 kilos de combustible nuclear en Irán.

Después de 15 meses de negociaciones intensas y constructivas e innumerables interacciones con los participantes del JCPOA y los EE. UU., se ha agotado el espacio para compromisos significativos adicionales para llegar a un acuerdo. Se deben tomar decisiones ahora para aprovechar la oportunidad única de tener éxito y liberar el gran potencial de un acuerdo nuclear completamente implementado. Un acuerdo restaurado fortalecerá la seguridad regional y global y mostrará que los acuerdos internacionales equilibrados son posibles en tiempos turbulentos.

Josep Borrell, alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

En una rueda de prensa este lunes en Teherán, el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Naser Kananí, indicó que «se ha logrado un progreso relativo», pero remarcó que «aún no podemos decir que se haya alcanzado un acuerdo», ya que «quedan cuestiones importantes que tienen que ser acordadas», y subrayó que «si Irán necesita un acuerdo, Estados Unidos y la parte europea lo necesitan más».

El pacto de julio de 2015, denominado JCPOA en sus siglas inglesas, llegó tras más de dos años de arduas negociaciones entre Alemania, Francia, Reino Unido, EE.UU., China y Rusia, e Irán. Su resultado: Teherán limitó su programa nuclear y lo puso bajo vigilancia de la ONU, a cambio del levantamiento de sanciones estadounidenses e internacionales que lastraban su economía. En 2018, el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, retiró a su país del acuerdo y comenzó a reimponer sanciones, ante lo que Irán, un año después, aceleró su programa atómico más allá de los límites que le permite el JCPOA, hasta estar ahora a un paso de poder fabricar un arma atómica. Tras la victoria del demócrata Joe Biden en la presidenciales de 2020, Washington está dispuesto a intentar resucitar al acuerdo. El pasado 8 de agosto, la Unión Europea (UE), en su papel de coordinadora, dio por terminadas las negociaciones tras 16 meses de intermitentes contactos, y presentó una propuesta de acuerdo para que todas las partes dijeran sí o no. (20 y 22 de agosto)

La UE felicita a Grecia al terminar la vigilancia reforzada al país

Varias personas sentadas al atardecer en las escaleras frente al Parlamento de Grecia, en la céntrica plaza Syntagma de Atenas. EFE/Emma Pons Valls/Archivo

Bruselas – La Unión Europea felicitó a Grecia por su «compromiso» y «determinación» para llevar a cabo las reformas económicas y laborales exigidas, con motivo de la finalización el 20 de agosto de la vigilancia estrecha de la UE a ese país.

Un día importante para Grecia, que sale del marco de vigilancia reforzada. Un éxito debido al compromiso de la población y las autoridades griegas, junto con la solidaridad europea. Grecia avanza.

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo

El comisario de Economía, Paolo Gentiloni, señaló que el final de la vigilancia reforzada «también marca la conclusión simbólica del período más difícil que ha vivido la zona del euro». El Eurogrupo cerró en junio de 2018 el tercer rescate griego para poner fin a ocho años de ayudas y reformas sin precedentes para Atenas, la cara más visible de la crisis financiera en Europa. Durante los ocho años precedentes, Grecia acometió profundas reformas en su sistema laboral, tributario, de seguridad social, pensiones o administración pública, llevando a cabo privatizaciones, profundos ajustes fiscales y un saneamiento de su sector bancario, con grandes sacrificios de su población hoy reconocidos por Europa. (20 de agosto)

Serbia y Kosovo, sin avances en su cara a cara ante UE para rebajar tensiones

Un hombre pasa por delante de un mural que representa al presidente ruso Vladimir Putin en el que se lee «Kosovo es Serbia», en Belgrado , el 17 de agosto de 2022. EFE/EPA/ANDREJ CUKIC

Bruselas (EFE).- Los líderes de Serbia, Aleksandar Vucic, y de Kosovo, Albin Kurti, no lograron este jueves ningún avance sobre el conflicto por la decisión de Pristina de prohibir documentos de identidad y matrículas serbias en su territorio, que ha elevado la tensión entre ambos territorios y causado preocupación en la comunidad internacional.

Desafortunadamente, hoy no llegamos a ningún acuerdo pero este no es el final de la historia. Ambos están de acuerdo con que el proceso debe continuar y las discusiones seguirán en los próximos días. Aún hay tiempo hasta el 1 de septiembre, yo no me rindo.

Josep Borrell, alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

Los mandatarios serbio y kosovar se vieron cara a cara por primera vez en un año junto al alto representante de la Unión Europea (UE) para los Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en una nueva edición del diálogo entre Belgrado y Pristina que auspicia la Unión Europea en busca de una normalización de las relaciones entre Serbia y su antigua provincia. El objetivo de esta reunión era rebajar las tensiones después de que Pristina anunciara la puesta en marcha de una prohibición del uso de documentos de identidad y matrículas de Serbia en su territorio, lo que provocó bloqueos de los pasos fronterizos y las carreteras en el norte de Kosovo y un aumento de la fricción sobre el terreno a finales de julio. (18 de agosto)

Von der Leyen ve «inteligente» limitar el aire acondicionado y la calefacción

La Unión Europea sigue de cerca el desarrollo de la guerra en Ucrania, con especial aprehensión a la situación en la central nuclear de Zaporiyia, controlada por fuerzas rusas, mientras atiende que las partes implicadas en la renovación del pacto nuclear iraní acepten su propuesta y no tira la toalla en su mediación entre Serbia y Kosovo para rebajar tensiones. Por otra parte, Bruselas felicita a Atenas al concluir la vigilancia reforzada al país y a los países que ya han introducido medidas para ahorrar energía.
Una persona enciende un aparato de aire acondicionado al mínimo establecido por ley, en Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo/Archivo

Bruselas/Berlín – La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, celebró que países de la Unión Europea (UE) como España, República Checa, Eslovenia, Italia o Bulgaria hayan introducido en sus planes de ahorro energético medidas «inteligentes» como limitar el aire acondicionado o la calefacción.

En toda la UE se están introduciendo formas inteligentes de ahorrar energía. Temperaturas ligeramente más altas para el aire acondicionado, por ejemplo, brindan resultados impresionantes. Es bueno que Estados miembros como España, República Checa o Eslovenia incluyan tales medidas en sus planes.

Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

La presidenta del Ejecutivo comunitario acompañó su comentario en Twitter con un esquema que ilustra que encender el aire acondicionado en el sector servicios un grado por encima de la temperatura a la que se encendería habitualmente permitiría que la UE ahorrase 9,2 teravatios-hora de electricidad, que equivale al consumo anual de un país como Malta. Mientras que reducir la temperatura de la calefacción en el hogar en sólo 1 °C puede ahorrar alrededor del 7 % en el uso de energía durante un año, aseguró Von der Leyen. Por su parte, el canciller alemán, Olaf Scholz, espera que las dificultades de abastecimiento de gas por las que está pasando Alemania tras la reducción del suministro de gas ruso terminen a finales de 2023, ya que a inicios del año próximo empezarán a funcionar las primeras terminales de gas natural licuado (GNL) en las costas alemanas.

Los países de la Unión Europea se han comprometido a reducir de forma voluntaria el consumo de gas un 15 % respecto a su media de los últimos cinco años, aunque con excepciones que permiten a ciertos países limitar ese recorte, como el 7 % para España y Portugal ante el escaso nivel de interconexiones de la península ibérica. El plan de racionamiento, que podría volverse obligatorio en caso de emergencia, responde al temor de que Rusia interrumpa el flujo de gas hacia la UE, que acusa a Moscú de estar haciendo «chantaje» y utilizando la energía como arma de guerra en el contexto de la invasión de Ucrania.

(17 y 21 de agosto)

Esta recopilación es una selección editorial basada en la cobertura europea de EFE. La responsabilidad editorial de esta publicación es de EFE. Se publica los lunes.