Madrid – Casi el 54% de los españoles se sienten europeos y españoles al mismo tiempo y, aunque los ciudadanos manifiestan un claro interés por todo lo que rodea a la Unión Europea y creen que a España le iría mucho peor económicamente si no formara parte del bloque, el 65,2% consideran que la última palabra la deben tener siempre los Estados miembros.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio sobre las ‘Opiniones y actitudes ante la Unión Europea’ publicado este martes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de España. Según esta encuesta, un 35,7% de los españoles se sienten sobre todo ciudadanos españoles, un 4,6% se ven principalmente como ciudadanos europeos y un 1,3% se consideran ciudadanos del mundo.

El 65,3% declaran que les interesan mucho o bastante las noticias relacionadas con la UE. Sin embargo, un 58,3% admiten que están poco o nada informados sobre estos asuntos, frente al 40,9% que dicen estar muy o bastante informados.

La gran mayoría de los encuestados (82,9%) mantienen que las decisiones que se toman en el seno de la UE les afectan mucho o bastante, frente a un 15,9% que creen que lo hacen poco o nada. No obstante, el 63,9% piensan que las cosas le irían peor a España en el plano económico si no formara parte de la UE, mientras que un 17,7% creen que estaría mejor fuera y un 14,1% suponen que estaría igual.

Según los datos del CIS, los españoles opinan que pertenecer a la Unión Europea es más beneficioso para temas como la cultura (79,9%), las oportunidades de empleo (73,2%), las oportunidades de hacer negocio (77,4%) y para el peso de España en el mundo (76,5%). Por contra, en cuanto a «los precios de bienes y consumos», el 48,4% coinciden en que estar dentro es más perjudicial.

En cuanto a las políticas que la UE podría adoptar en el futuro, para el 47,2% la más prioritaria debe ser fijar un salario mínimo europeo, mientras que un 47,1% apuestan por mejorar los derechos sociales y políticos de los ciudadanos. Además, un 30,7% consideran que lo más importante es reforzar la política exterior y de seguridad común.

Respecto a medidas concretas, el 87,1% de los españoles reclaman una política de derechos y obligaciones comunes en la UE; el 83,3% ven necesario reforzar la política exterior común europea, un 80,7% afirman que habría que contribuir económicamente a financiar un Estado de bienestar europeo y un 63,5% son partidarios de la creación de un ejército común europeo.

Por otra parte, el estudio del CIS muestra que el 65,2% de los españoles creen que la última palabra de las decisiones importantes deben tenerla siempre los Estados miembros, frente al 30,6% que señalan que la UE debería tener un verdadero gobierno federal que tomara las decisiones.

En cuanto a la confianza que les merecen a los españoles las instituciones europeas, el Parlamento Europeo obtiene una nota de 5,94 sobre 10, seguido de la Comisión Europea, con un 5,88. (23 de abril)

La responsabilidad editorial de esta publicación es de Europa Press.