Las Palmas de Gran Canaria –  Los países europeos que conforman la frontera sur de la Unión Europea y que integran el grupo denominado MED5, España, Italia, Grecia, Chipre y Malta, reclamaron el sábado a la UE una mayor cooperación con los países de origen y tránsito de migrantes.

Así lo señaló el ministro del Interior de España, Fernando Grande-Marlaska, en rueda de prensa tras la cumbre del MED5 celebrada el sábado en Canarias, donde los cinco países pusieron en común las políticas migratorias y de lucha contra las mafias que trafican con personas.

La reunión, en la que participaron los ministros del Interior de Italia, Matteo Piantedosi, y Malta, Byron Camilleri; el ministro de Migración y Asilo de Grecia, Dimitris Kairidis; y el director del Servicio de Asilo de Chipre, Andreas Georgiades, es la séptima que tiene lugar desde 2021 y la primera fuera del arco mediterráneo.

«Desde Las Palmas de Gran Canaria llamamos a la Comisión Europea a profundizar y ampliar las asociaciones y acuerdos con terceros países», afirmó Grande-Marlaska, quien señaló que es un camino ya iniciado a través de acuerdos con Mauritania y Túnez, aunque, a su juicio, «existe margen de mejora».

Por ello, los países que integran el MED5 indicaron que el compromiso debe concentrarse en el aumento de fondos europeos y de instrumentos de financiación ágiles destinados a esta cooperación.

Grande-Marlaska afirmó que en ese esfuerzo el MED5 quiere contar con las agencias europeas y, en especial, con la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex), que “puede contribuir de forma importante a la lucha en origen contra las mafias que trabajan con las personas y se aprovechan de su vulnerabilidad y de la desesperación de miles de personas».

Por otra parte,  España, Italia, Grecia, Chipre y Malta pusieron de relieve su compromiso con el nuevo Pacto de Migración y Asilo de la UE, que, a juicio del ministro español, será “trascendental” para el futuro de Europa y de Canarias.

Marlaska considera que, aunque queda “mucho camino por recorrer”, se trata de “un pacto histórico que llega después de décadas de discrepancias y proporciona por primera vez un marco legislativo único, común y eficaz dirigido a la gestión de una migración ordenada y regular”. Todo ello, de manera comprometida “con los valores de la Unión Europea, la legislación internacional y la protección de los derechos humanos y del derecho de asilo».

Por último, el MED5 mandó un mensaje de reconocimiento a Canarias por su “esfuerzo constante para afrontar el reto migratorio» y «la solidaridad que ha demostrado en momentos de gran dificultad».

Según remarcó, España, el conjunto de países mediterráneos y toda la UE están junto a Canarias en ese “compromiso decidido”. (20 de abril)

La responsabilidad editorial de esta publicación es de Europa Press.