Bruselas/Bali (Indonesia) – Los líderes europeos acuden este martes y miércoles a la cumbre del G20, que se celebra con el trasfondo de la guerra rusa en Ucrania, con la intención de sumar aliados contra la narrativa de Rusia, en busca de algún compromiso que permita una desescalada y decididos a poner sobre la mesa el incremento de la inflación, la seguridad energética y la crisis climática.

La Unión Europea es miembro de pleno derecho del G20, junto con tres de sus Estados miembros: Francia, Alemania e Italia. Reino Unido (exsocio comunitario) también pertenece al club y España es invitado permanente. Con aproximadamente un 6 % de la población mundial, en el G20 únicamente China y la India superan a la Unión Europea en peso demográfico. La UE, que estará representada en el G20 por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, es la segunda potencia económica más importante del grupo, con el 18,5 % del total del PIB mundial, y se sitúa justo por detrás de Estados Unidos, que representa el 24 %.

La cumbre de Bali servirá para observar más de cerca los supuestos bloques en la escena geopolítica actual, con Estados Unidos y sus socios europeos y asiáticos de un lado, y China, Rusia y los países que mantienen cierta equidistancia entre ambas potencias, como India o los latinoamericanos, de otro. Se espera que ambas parten traten de afianzar los lazos con sus socios, escenificando una aparente división entre democracias y autocracias. No obstante, Bali también podría servir de ocasión para tender puentes entre ambos bloques en un mundo dividido pero globalizado e interconectado, cuando se especula que el apoyo de China a Rusia, país con el que selló una amistad “sin límites” a comienzos de año, haya flaqueado a medida que se prolonga la guerra en Ucrania. (10 y 13 de noviembre)

La COP27 entra en la fase de negociación política sin avances

Una joven indígena amazónica en una manifestación por los “Derechos humanos para los indígenas y la justicia climática” durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2022 (COP27), en Sharm El-Sheikh, Egipto, el 12 de noviembre de 2022. EFE/EPA/SEDAT SUNA

Sharm el Sheij – La cumbre del clima de Egipto, COP27, ha llegado a su ecuador sin que los países ricos hayan enviado a los países en desarrollo un mensaje claro sobre su posición en torno al debate de compensarlos por las pérdidas y daños causados en su territorio por los efectos del cambio climático.

La principal divergencia estriba en decidir a través de qué instrumento canalizar estas compensaciones: uno específico de nueva creación y vinculado a la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés) o vía mecanismos ya existentes.

Los dos grupos de países están cerca de entenderse los unos a los otros, pero han parado el debate hasta que lleguen los políticos para ver qué puentes, qué tipo de proposiciones se pueden hacer para que nos acerque a una solución.

Jacob Werksman, jefe de la delegación de la Unión Europea (UE) en las negociaciones de la COP27.

Los países en vías de desarrollo presionan para la creación de un fondo específico con el fin de tener más garantías de que habrá dinero destinado específicamente a pérdidas y daños, mientras que desde el otro bando se aboga por usar instrumentos ya existentes, como el Fondo Verde del Clima o el Fondo de Adaptación (ambos bajo el paraguas de la UNFCCC). El argumento que defienden es ganar en agilidad, ya que constituir un fondo de estas características lleva años. (13 de noviembre)

Italia anuncia “mano dura” contra ONG y Francia le avisa de consecuencias

Los migrantes del barco de rescate Ocean Viking llegan en autobús a un centro donde se alojarán temporalmente, en Hyeres, Francia, el 11 de noviembre de 2022. EFE/EPA/GUILLAUME HORCAJUELO

Roma/París – El vicepresidente del Gobierno italiano y líder de la Liga, el ultraderechista Matteo Salvini, anunció “mano dura” contra las ONG que rescatan personas en el Mediterráneo, a las que se van a imponer “multas”, además de procedecer a “incautaciones” de sus naves humanitarias y “más cotroles”. El nuevo Ejecutivo que preside la ultraderechista Giorgia Meloni ha emprendido una batalla para dificultar la labor de las asociaciones que salvan inmigrantes en el Mediterráneo, a las que acusa de fomentar el flujo desde África, lo que ha abierto un enfrentamiento entre Francia e Italia sobre los barcos de las ONG.

Por su parte, Francia advierte a Italia de “consecuencias” si persiste en su actitud de rechazar el desembarco de migrantes rescatados del mar Mediterráneo, como ocurrió esta semana pasada con el Ocean Viking. “Habrá consecuencias si Italia persiste en esta actitud”, afirma la ministra francesa de Exteriores, Catherine Colonna, en una entrevista en la que lamenta “el rechazo obstinado y la falta de humanidad” del Gobierno de Roma.

Italia, Malta, Chipre y Grecia pidieron a la Comisión Europea (CE) y la presidencia de los Veintisiete, que ejerce en este semestre la República Checa, que tomen las medidas necesarias para debatir “cómo coordinar las operaciones de rescate en el Mediterráneo”. Estos cuatro países instaron también a que cada Estado “ejerza la jurisdicción y el control sobre los buques que enarbolan su pabellón”, en referencia a las naves humanitarias de rescate en el mar. (12 y 13 de noviembre)

Bruselas anticipa una recesión en la eurozona de la que escapará España


El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, da una rueda de prensa para presentar las previsiones económicas de otoño de la Comisión Europea para 2022 en Bruselas, Bélgica, el 11 de noviembre de 2022. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Bruselas – La Comisión Europea recortó su previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) de España en 2023 hasta el 1 %, más de un punto menos de lo que calculaba hace unos meses, pero cree que la economía española esquivará la recesión técnica en un ejercicio en el que la inflación bajará al 4,8 %. La eurozona sí entrará en recesión en el último trimestre de este año, pero cerrará 2023 con un crecimiento del 0,3 %.

Las nuevas previsiones económicas para España del Ejecutivo comunitario prevén, en particular, una contracción del 0,3 % en el último trimestre de este año y una tasa del 0 % en los tres primeros meses de 2023, evitando así encadenar dos trimestres en negativo, lo que supondría una recesión técnica.

Además, Bruselas eleva medio punto la proyección de expansión del PIB este año, desde el 4 % que anunció en julio hasta el 4,5 % que recoge el documento presentado en una rueda de prensa por el comisario de Economía, Paolo Gentiloni. (10 de noviembre)

España pide el tercer desembolso del plan de recuperación por 6.000 millones

La vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, recibe al comisario de Presupuestos y Administración de la Unión Europea, Johannes Hahn, este jueves en Madrid. EFE/ Borja Sánchez Trillo

Madrid – El Gobierno ha solicitado formalmente a la Comisión Europea el tercer desembolso del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia por valor de 6.000 millones de euros, informó el Ministerio de Hacienda y Función Pública en un comunicado.

El tercer desembolso está ligado al cumplimiento, a lo largo del primer semestre de este año, de 23 hitos y 6 objetivos). España se convierte así en el primer Estado miembro en solicitar el tercer desembolso y pone de manifiesto que es el país más adelantado en la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

A partir de ahora, la Comisión Europea (CE) dispondrá de tres meses para realizar el análisis y comprobación de la documentación presentada por el Gobierno español para efectuar el desembolso, después de que se extendiera el plazo inicial de dos meses. En caso de obtener una evaluación positiva, España ya habría cumplido 121 hitos y objetivos de un total de 416, lo que equivaldría a casi un 30 % del total de hitos y objetivos. (12 de noviembre)

Esta recopilación es una selección editorial basada en la cobertura europea de EFE. La responsabilidad editorial de esta publicación es de EFE. Se publica los lunes.