La UE y la OTAN buscan la calma entre Serbia y Kosovo para evitar otro conflicto

Bruselas – Los líderes de Serbia y Kosovo protagonizan esta semana diversas reuniones en Bruselas con la OTAN y la Unión Europea para intentar rebajar la tensión entre ambos tras los roces registrados en su frontera, una situación que preocupa especialmente cuando ya hay en curso una guerra en suelo europeo en Ucrania.

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, y el primer ministro de Kosovo, Albin Kurti, mantendrán este miércoles encuentros por separado con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, mientras que el jueves participarán en una nueva edición del diálogo Belgrado-Pristina que auspicia el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell. Y lo harán con «escepticismo», en palabras de Vucic, que el pasado jueves acusó a las autoridades kosovares de prepararse para matar ciudadanos serbios del norte de Kosovo, mientras que Kurti se ha referido recientemente a la posibilidad de que Serbia, alentada por Rusia, inicie una guerra contra Kosovo.

Las últimas tensiones en la frontera entre Serbia y su antigua provincia, autoproclamada independiente en 2008, han encendido las alarmas de la comunidad internacional, motivando la mediación de Estados Unidos y la UE y poniendo en alerta a la KFOR, la operación de mantenimiento de la paz de la OTAN en Kosovo. Las fricciones saltaron en la víspera del 1 de agosto, cuando Kosovo iba a empezar a aplicar la anunciada prohibición del uso de documentos de identidad y matrículas de Serbia en su territorio. Entonces, se sucedieron bloqueos de los pasos fronterizos y las carreteras, pero tras la rápida mediación de la UE y de Estados Unidos, Pristina accedió a aplazar un mes, al 1 de septiembre, la entrada en vigor de las medidas restrictivas, que iban en la línea de otras decisiones que en los últimos meses han hecho incrementar la presencia de fuerzas de seguridad en la frontera. (15 de agosto)

La UE lamenta la violación de derechos tras un año de talibanes en Afganistán

Los talibanes montan guardia en Kabul, Afganistán, el 11 de agosto de 2022. EPA-EFE FILE/STRINGER

Bruselas/Kabul/Londres – La Unión Europea lamentó este domingo, en el primer aniversario de la toma de Kabul por parte de los talibanes, que estos hayan «roto sus promesas hacia el pueblo afgano y la comunidad internacional» y violado de manera sistemática los derechos de los ciudadanos, particularmente de las mujeres y niñas.

Un año después de que los talibanes asumieran el control de Afganistán la situación humanitaria ha empeorado y están aumentando las violaciones generalizadas de los derechos humanos, en particular contra mujeres, niñas y minorías.

Josep Borrell, alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

Las figuras más destacadas del Gobierno interino de los talibanes conmemoraron este lunes el primer aniversario de su regreso al poder en Afganistán, un país con una grave crisis que ha disparado el hambre y una sociedad, sobre todo las mujeres, que han visto retroceder sus derechos ganados en las últimas dos décadas. Los talibanes aprovecharon la atención internacional del aniversario para reclamar el hasta ahora elusivo reconocimiento de la comunidad internacional y prometer que el suelo afgano no será utilizado contra otros países.

Coincidiendo con este aniversario, la organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) ha documentado – en un informe titulado «Un año de violencia, impunidad y falsas promesas» – las «flagrantes violaciones de los derechos humanos» que ha perpetrado su régimen. El trabajo de la organización pone de manifiesto la impunidad generalizada ante crímenes como la tortura, los asesinatos de represalia y los desalojos forzosos de quienes se oponen a los talibanes. (14 y 15 de agosto)

La Comisión Europea quiere más interconexiones de gas entre España y Francia, en línea con la petición de Alemania

Una funcionaria sostiene un paraguas para el canciller alemán Olaf Scholz durante una lluvia torrencial, en Oslo, Noruega, el 15 de agosto de 2022. EFE/EPA/Hakon Mosvold Larsen

Bruselas/Berlín/Madrid/Lisboa – La Comisión Europea (CE) quiere que se refuercen las interconexiones energéticas entre Francia y España, desarrollando los proyectos eléctricos en curso y creando también nuevas infraestructuras para aprovechar las terminales de gas natural licuado (GLN) de la península ibérica, que en el futuro servirían también para transportar hidrógeno, dijo a Efe un portavoz del Ejecutivo comunitario.

El canciller alemán, Olaf Scholz, se pronunció a favor de un gasoducto que transporte gas desde Portugal y a través de España y Francia hacia el resto de Europa, para cortar la actual dependencia del gas ruso. Scholz lamentó que éste no se hubiera construido todavía, ya que ahora se echa en falta «de forma dramática» la «masiva contribución» que estaría prestando al abastecimiento del norte de Europa, según dijo en una rueda de prensa el pasado jueves tras el receso estival, centrada en la crisis energética derivada de la guerra en Ucrania.

La parte española de ese gasoducto podría estar operativa en «ocho o nueve meses», según dijo en una entrevista en TVE la vicepresidenta y ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Por su parte, el primer ministro luso, el socialista António Costa, aseguró que Alemania puede contar «100 %» con su país. Además de dos gasoductos con Argelia, la península ibérica dispone del 33 % de las terminales de gas natural licuado de la UE, pero apenas dispone de infraestructura para que ese gas se envíe después al resto Europa, una carencia de la que advertía también la Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Electricidad (ENTSO-E) en su informe anual publicado el pasado 27 de julio. (11 y 12 de agosto)

Ministros de Exteriores de la UE hablarán sobre visados a turistas rusos a final de agosto

Turistas esperan en la zona de embarque de la aerolínea EasyJet en el Aeropuerto de Palma de Mallorca el 12 de agosto de 2022. EFE/ Cati Cladera

Bruselas/Copenhague – Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea debatirán la posibilidad de restringir o prohibir la emisión de visados a turistas rusos en su reunión informal de los próximos 30 y 31 de agosto en la República Checa, que ostenta la presidencia del Consejo de la UE este semestre y se ha pronunciado a favor de esta medida para «enviar una señal clara» a la ciudadanía rusa, al igual que varios países bálticos y Finlandia. Pero los países nórdicos expresaron este lunes sus dudas sobre endurecer las restricciones de viaje a los rusos, mientras Alemania mantuvo su rechazo a un veto generalizado tras una cumbre conjunta este lunes de primeros ministros en Oslo.

«Imponer sanciones a los responsables de la guerra (de Ucrania) fue una decisión importante y seguiremos haciéndolo, pero esta no es la guerra del pueblo ruso, sino de Putin. Debemos ser muy claros en ese punto», dijo el canciller alemán, Olaf Scholz, en una rueda de prensa con los jefes de Gobierno de los cinco países nórdicos. Por su parte, la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, admitió que «la gente rusa común no inició la guerra, pero debemos reconocer -dijo- que la apoya, no es correcto que los ciudadanos rusos puedan viajar por Europa mientras Rusia está matando a gente».

En cualquier caso, la emisión de visados es una competencia de cada uno de los países europeos y la propia Comisión Europea ha insistido en que cada país puede denegar solicitudes si considera que suponen, por ejemplo, una amenaza para la seguridad pública, si bien pide mantener los que se concedan por motivos humanitarios, familiares o a disidentes o periodistas. (11 y 15 de agosto)

Los incendios y la sequía se extienden a amplias zonas de Europa

Una avioneta realiza una descarga de agua sobre las llamas que avanzan hacia una zona de viviendas en la Atzubia (Alicante) el 15 de agosto de 2022. EFE/Natxo Francés

Madrid/Paris/Berlín – Los incendios se extienden a amplias zonas de Europa, en un verano marcado por las altas temperaturas, la escasez de precipitaciones y la sequía, fenómenos que en años pasados afectaban preferentemente al sur europeo en verano.

Los últimos datos del Servicio europeo de Vigilancia de la Atmósfera de Copernicus (CAMS) señalaban el viernes pasado que Europa experimenta condiciones extremas y prolongadas de calor y sequedad y un aumento de emisiones de incendios forestales en el oeste de Francia y la península Ibérica. En España, en uno de los peores años de sequía e incendios, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, hasta julio pasado el fuego calcinó más de 220.000 hectáreas, una cifra que se va a incrementar con los fuegos activos en agosto con los consiguientes perjuicios a la biodiversidad.

Las olas de calor y sequía afectan también al norte de Europa. El Rin, un río identificado con la prosperidad alemana, sufre los efectos de una sequía que diezma el transporte de mercancías y agrava la crisis energética, mientras en el otro extremo del país se luchaba a finales de la semana pasada contra una catástrofe plasmada en toneladas de peces muertos flotando sobre el río Oder.(12 y 15 de agosto)

Esta recopilación es una selección editorial basada en la cobertura europea de EFE. La responsabilidad editorial de esta publicación es de EFE. Se publica los lunes.