Bruselas – Los países de la Unión Europea llegaron a un acuerdo para establecer un tope de precio a las importaciones de gas en 180 euros el megavatio-hora (MWh) en los contratos mayoristas de futuros a partir del próximo 15 de febrero.

El acuerdo salió adelante con el voto en contra de Hungría, las abstenciones de Países Bajos y Austria y los votos a favor del resto de Estados miembros en una negociación desarrollada en el duodécimo consejo de ministros de Energía del año, informaron fuentes europeas y diplomáticas.

¡Por fin! Acabamos de llegar a un acuerdo para establecer un mecanismo que facilite una corrección de precios del gas natural si estos se disparan de nuevo

Teresa Ribera, vicepresidenta tercera del Gobierno de España y ministra de Energía.


Una vez entre en funcionamiento el llamado «mecanismo de corrección de mercado», que cubrirá los contratos a un mes, tres y un año, el tope de 180 euros/MWh se activaría si los precios superan ese umbral durante tres días laborables consecutivos, precisó el Consejo en un comunicado.

Además, siempre tendrá que existir una diferencia de precio de al menos 35 euros por encima del precio medio del gas natural licuado en una «cesta» de mercados internacionales durante tres días consecutivos, para garantizar que el mercado europeo es atractivo para los proveedores, e incluye distintas salvaguardas para poder desactivar el techo de precio en caso de que hubiera problemas de suministro. (19 de diciembre)

Nuevas sanciones a Rusia y una ayuda de 18.000 millones a Ucrania

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (d), el primer ministro de la República Checa, Petr Fiala (i), y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel (c), ofrecen una rueda de prensa al término de la Cumbre de la UE en Bruselas, Bélgica, el 15 de diciembre de 2022. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

Bruselas (EuroEFE).- Los líderes de la Unión Europea aprobaron en su última cumbre del año un nuevo paquete de sanciones a Rusia por la guerra contra Ucrania, el noveno desde el inicio de la agresión, y también desbloquearon los 18.000 millones de euros que el bloque transferirá a Kiev en 2023 para hacer frente a sus necesidades financieras más urgentes.

Son los principales resultados de una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete que comenzó con las reservas de Polonia para aprobar el tipo mínimo del 15 % en el impuesto de sociedades para multinacionales, cuya adopción estaba legalmente vinculada al nuevo paquete de asistencia macrofinanciera a Ucrania, aunque finalmente Varsovia dio luz verde a todo.

Hemos encontrado el camino de la firmeza para ayudar a Ucrania, hacer presión sobre la máquina de guerra del Kremlin y al mismo tiempo garantizar la seguridad alimentaria, el compromiso de la UE de no amenazar la seguridad alimentaria

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo.

El nuevo paquete sancionador incluye la posibilidad de pagar a individuos o empresas previamente sancionadas para permitir el transporte de trigo y fertilizantes a terceros países afectados por el impacto de la guerra en la escasez y el aumento del precio de los alimentos, como pedían un grupo de países, entre ellos España. De la misma forma, incluye la prohibición de exportar drones a Moscú y a terceros países como Irán para evitar que le proporcione armas de origen europeo con los que bombardear ciudades ucranianas, así como sanciones selectivas a 144 personas y 48 empresas rusas.

La próxima cita de líderes europeos será ya bajo presidencia sueca del Consejo de la Unión Europea en una cumbre extraordinaria el 9 y 10 de febrero que se centrará en migración y en la situación económica. (15 y 16 de diciembre)

Acuerdo sobre la reforma del sistema de comercio de emisiones

Una chimenea de una central térmica, en una imagen de archivo. EFE/ Kiko Delgado / Archivo

Bruselas – Los Estados miembros de la Unión Europea y la Eurocámara, colegisladores del club comunitario, lograron un acuerdo sobre la reforma del sistema de comercio de emisiones (ETS), que desde 2005 pone un precio a las emisiones de gases con efecto invernadero que liberan las industrias intensivas en energía y el sector de generación de energía. La reforma formaba parte del paquete legislativo conocido como «En forma para el 55» (Fit For 55), la gran hoja de ruta de la UE para reducir las emisiones de CO2 en 2030 al menos un 55 % con respecto a 1990.

El pacto alcanzado establece que las emisiones en los sectores cubiertos por el ETS deben reducirse un 62 % para 2030, en comparación con los niveles de 2005. Para lograr esa disminución, habrá una reducción única de la cantidad de derechos de emisión en toda la UE de 90 millones de toneladas de CO2 equivalentes en 2024 y de 27 millones de toneladas en 2026, en combinación con una rebaja anual de las cuotas de emisión del 4,3 % entre 2024 y 2027 y del 4,4 % entre 2028 y 2030. Además, los derechos de emisión gratuitos asignados a industrias en el ETS se eliminarán de manera progresiva. La disminución del derecho a contaminar gratis será del 48,5 % en 2030 y del 100 % en 2034.

Por otro lado, el sistema de comercio de emisiones se extenderá al transporte marítimo, pero el acuerdo tiene en cuenta las especificidades geográficas y propone medidas transitorias para las islas pequeñas o los viajes relativos a las regiones ultraperiféricas (Canarias es una de ellas) y las obligaciones de servicio público. El acuerdo también contempla el establecimiento en 2027 de un segundo sistema de comercio de emisiones para el combustible empleado para el transporte por carretera y para los edificios. El combustible para otros sectores, como el manufacturero, también quedará cubierto por este nuevo mecanismo, que podría posponerse hasta 2028 si los precios de la energía son «excepcionalmente altos». (19 de diciembre)

La UE importará electricidad verde de Azerbaiyán por un cable submarino

El primer ministro húngaro, Viktor Orban (i), y el presidente rumano, Klaus Iohannis (d), se estrechan la mano en presencia de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (c), poco después de la ceremonia de firma del Acuerdo de Asociación Estratégica para el desarrollo y transporte de Energía Verde entre Azerbaiyán, Georgia, Hungría y Rumanía, en el Palacio Presidencial de Cotroceni, en Bucarest. EFE/EPA/ROBERT GHEMENT

Bucarest – Los jefes de Gobierno de Rumanía, Hungría, Georgia y Azerbaiyán firmaron en Bucarest en presencia de la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, un acuerdo para la construcción de un cable submarino para aprovisionar a Europa con electricidad de Azerbaiyán.

«Nos conectaría con las dos orillas del Mar Negro y se extendería más allá, hacia la región del Mar Caspio (…) Hoy podemos decir que las dos orillas del Mar Negro nunca habían estado tan cerca»,

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

El cable submarino repercutirá también en beneficio de la República de Moldavia y de Ucrania, que han visto comprometida su seguridad energética por los cortes de suministro de Gazprom y los bombardeos rusos contra la red eléctrica ucraniana.

El proyecto hará de Georgia, un país que aspira a entrar en la UE, un punto de interconexión energética regional que lo integrará en el mercado de electricidad europeo. (17 de diciembre)

Bruselas verifica la relación de un excomisario griego con la ONG vinculada a los sobornos

El excomisario griego Dimitris Avramopoulos, en una imagen de archivo. EFE/ Stephanie Lecocq

Bruselas/Atenas – La Comisión Europea está verificando si el comisario de Interior entre 2014 y 2019, el griego Dimitris Avramopoulos, cumplió las condiciones en las que se le autorizó en 2021 trabajar para la ONG Fight Impunity, ahora en el epicentro de la presunta trama de sobornos que salpica a Catar, Marruecos y el Parlamento Europeo.

Estamos llevando controles internos y, por supuesto, si es necesario contactaremos con el antiguo comisario para tener más detalles

Eric Mamer, portavoz jefe de la Comisión Europea

El antiguo comisario «es miembro de honor de la organización (…) y recibió una autorización con restricciones de la Comisión el 3 de febrero de 2021, siguiendo una recomendación del comité ético independiente» del Ejecutivo comunitario, agregó el portavoz. Mamer subrayó que Bruselas no tiene en este momento sospechas de que el político no respetara sus compromisos y señaló que la Comisión no fue informada de la cuantía de esa remuneración.

Los pagos que recibía el comisario ascendieron a 60.000 euros anuales, según la información publicada por el propio Avramopoulos, político del partido Nueva Democracia de 59 años, antiguo alcalde de Atenas y ministro en varias ocasiones en su país entre 2004 y 2014 en las carteras de Exteriores, de Defensa, de Sanidad y de Turismo. (19 de diciembre)

«Catargate»: ¿Qué falló en el Parlamento Europeo?

Precintos en la puerta del despacho de Eva Kaili en el Parlamento Europeo de Estrasburgo, el 13 de diciembre de 2022. EFE/EPA/JULIEN WARNAND

Bruselas – Tras el huracán de las revelaciones de presunta corrupción vinculada a Catar, la pregunta que resuena entre parlamentarios y asistentes coincide: ¿qué ha fallado para que una trama así haya puesto patas arriba al Parlamento Europeo?

En la Eurocámara se comparten diagnósticos sobre ataques de regímenes autoritarios contra la democracia o de ONGs que campan a sus anchas sin que nadie las controle, pero expertos en transparencia e integridad institucional recriminan, en conversaciones con EFE, la elusión de responsabilidad.

Es una construcción muy populista de la narrativa donde el responsable nunca somos nosotros sino los países terceros que nos hacen ‘lobby’ o las ONG que son vehículos de influencia externa. Nunca los políticos

Alberto Alemanno, profesor en Derecho de la Unión Europea en HEC Paris y fundador de The Good Lobby

«Esto ha sido posible por la falta de transparencia, de rendición de cuentas y de vigilancia de que se cumplen las normas, que son demasiado débiles», resume Hans van Scharen desde Corporate Europe Observatory, una organización que explora los grupos de presión en la Unión Europea y la influencia en Bruselas de regímenes represivos.

Coincide con ellos Raphaël Kergueno, de Transparencia Internacional, que asegura que «una y otra y otra vez» se le advirtió al Parlamento de que esto podía suceder y que, ante la «ausencia de una cultura de la integridad», en su organización «sorprende la magnitud del escándalo, pero no el hecho de que haya sucedido». (17 de diciembre)

Esta recopilación es una selección editorial basada en la cobertura europea de EFE. La responsabilidad editorial de esta publicación es de EFE. Se publica los lunes.