Madrid – Los primeros ministros de Italia, Giorgia Meloni, y Hungría, Viktor Orbánm y la ultraderechista francesa Marine Le Pen han dado este domingo un espaldarazo a Vox de cara a las elecciones europeas de junio, en las que se espera un auge de la extrema derecha que permitirá «reorientar la UE».

«Queridos amigos españoles, los patriotas debemos ocupar Bruselas», ha proclamado Orbán en un mensaje en vídeo emitido durante la convención «Europa Viva 24», organizada por el partido ultraderechista español en Madrid.

El líder húngaro ha presentado la campaña para las europeas como «una gran batalla común» contra una Bruselas que está «desatando una migración ilegal masiva» y «envenenando a nuestros hijos con propaganda de género».

Ha descrito a los políticos y militantes de Vox como «luchadores entregados» que pueden ayudar a «que Europa vuelva a ser grande», en un guiño al eslogan de campaña del expresidente estadounidense Donald Trump.

En la convención han intervenido Meloni y Le Pen, dos figuras clave de la ultraderecha europea que parecieron aparcar temporalmente sus desavenencias para aupar a Vox.

Meloni, que al igual que Vox pertenece al grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) en el Parlamento Europeo, ha habldo ante los miles de asistentes poco después que Le Pen, cuya formación se integra en otra familia política en la Eurocámara, la de Identidad y Democracia (ID).

«Estamos en vísperas de unas elecciones decisivas (…). Es hora de la movilización, de salir a la calle. Es hora de aumentar las apuestas, tenemos el deber de luchar hasta el último día», ha dicho Meloni, que ha usado el español en la videoconferencia.

Ni ella ni Le Pen han abogado claramente por la unidad entre las distintas facciones de extrema derecha en el Parlamento Europeo, algo que parece improbable a pesar de que, si ocurriera, podrían convertirse en el segundo grupo en la Eurocámara, por detrás del Partido Popular Europeo (PPE), según las encuestas.

Le Pen, que ha acusado a Meloni de estar dispuesta a votar por una reelección de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha expresado no obstante un deseo claro de trabajar con Vox desde su formación, la Agrupación Nacional de Francia.

«Vuestro partido, Vox, encarna el movimiento patriótico español con el que sé que puedo contar a nivel europeo para reactivar Europa», ha recalcado Le Pen, que ha intervenido en la convención en directo y se ha sentado durante el acto al lado del líder de Vox, Santiago Abascal.

«Cuando estemos en el Parlamento Europeo, será el momento de empezar a reorientar la UE», ha añadido la política francesa, que ha criticado la «marcha forzada a un macroestado europeo» que, a su juicio, promueve Bruselas y la posibilidad de que se elimine el derecho a veto en las decisiones de los Veintisiete.

Ha acuado a Von der Leyen y sus aliados de querer una Unión Europea (UE) «subyugada en la uniformidad», y ha añadido: «Nosotros somos los defensores de Europa, y ellos son sus destructores».

Mientras, Meloni ha augurado que Vox «será decisivo para cambiar tanto Madrid como Bruselas», y confía en que juntos sean «capaces de cambiar la mayoría actual en el Parlamento Europeo», donde el PPE no ha descartado formar alianzas con la ultraderecha.

En la convención, cuyo invitado estrella ha sido el presidente argentino, Javier Milei, también ha participado el líder del partido de ultraderecha portugués Chega, André Ventura, quien ha expreado su rechazo a la «entrada masiva de inmigrantes islámicos y musulmanes» en el continente, al proclamar: «Europa es nuestra». (20 de mayo)

La responsabilidad editorial de esta publicación es de EFE.