Los votantes de toda la UE votaron el fin de semana por 720 miembros del Parlamento Europeo.

Aunque los partidos centristas y de corriente principal mantuvieron una mayoría general en el Parlamento Europeo, los partidos de extrema derecha en todo el bloque lograron una serie de victorias de alto perfil. Después de resultados récord en 2019, los Liberales y los Verdes han perdido escaños.

  • Partido Popular Europeo (PPE): 186 escaños, +10 
  • Socialistas y Demócratas (S&D): 135 escaños, -4 
  • Renovar Europa: 79 escaños, -23 
  • Conservadores y Reformistas Europeos (CRE): 73 escaños, +4 
  • Identidad y Democracia (ID): 58 escaños, +9 
  • Verdes/Alianza Libre Europea: 53 escaños, -18 
  • La Izquierda: 36 escaños, -1 
  • Miembros no adscritos (NI): 45 escaños, -17 
  • Miembros recién elegidos, no afiliados hasta ahora: 55 escaños 

Aviso legal: Resultados provisionales del Parlamento Europeo, 11/06/2024, 17:52. En comparación con el parlamento saliente.

“La democracia está viva,” enfatizó la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, mientras hablaba desde el escenario del hemiciclo del Parlamento, acondicionado como sala de prensa durante la noche electoral, ante más de 1,000 periodistas presentes.

Según las proyecciones, la mayoría compuesta por el PPE de centroderecha, los Socialistas y el liberal Renovar Europa se sitúa en torno a los 400 escaños, con un margen bastante claro en comparación con el umbral mínimo de 360. Teóricamente, estos tres partidos pro-UE pueden prescindir de cualquier apoyo externo: su coalición ha sido denominada la “mayoría de Ursula” durante el último período legislativo.

“Construiremos un bastión contra los extremos de la izquierda y de la derecha,” prometió la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, cuyo Partido Popular Europeo aseguró su lugar como la fuerza más fuerte, y que ella misma busca un segundo mandato como presidenta de la Comisión.

Grandes ganancias para la extrema derecha en Alemania, Francia; Meloni fuerte en Italia 

Antes de las elecciones, se había pronosticado un giro a la derecha en la política europea. Las elecciones han mostrado que más votantes que antes han dado su voto a partidos de extrema derecha.

Fuerza más fuerte: Francia, (RN; 31,4%), Austria (FPÖ, 25,4%), Italia (FdI, 28,8%), Hungría (Fidesz, 44,8%), Bélgica (VB, 22,94%) 

Segunda fuerza más fuerte: Alemania (AfD, 15,9%), Polonia (PiS, 36,2%), Países Bajos (PVV, 17,7%), Rumania (AUR, 14,9%) 

Tercera fuerza más fuerte: España (VOX; 9,6%), Portugal (Chega, 9,8%), Eslovaquia (Republika,12,5%) 

Aviso legal: Los números son preliminares y están basados en cifras del Parlamento Europeo a través de dpa-Infocom, última actualización el 12 de junio a las 9:43 AM. Los números para Bélgica son vía IBZ.

En Italia, donde poco menos de la mitad de los votantes elegibles emitieron su voto, los Hermanos de Italia (FdI) de extrema derecha de Giorgia Meloni ganaron las elecciones con el 28,8 por ciento de los votos. El partido de la primera ministra superó su resultado en las elecciones nacionales de 2022, cuando el FdI ganó el 26 por ciento, fortaleciendo la posición de Meloni tanto a nivel doméstico como en el nivel de la UE.

En Francia, la extrema derecha ha superado masivamente a la alianza del presidente Macron liderada por su partido Renacimiento. Con un 31,4 por ciento, el Rassemblement National (RN) de Marine Le Pen obtuvo sus mejores resultados de la historia, en comparación con el 14,6 por ciento de la alianza centrista de Macron liderada por su partido Renacimiento. Los resultados son un golpe para Macron, que durante mucho tiempo se ha presentado como un baluarte contra la extrema derecha en Europa.

Subsecuentemente, el presidente francés convocó una elección legislativa nacional de alto riesgo. Francia acudirá a las urnas para votar por una nueva Asamblea Nacional el 30 de junio, con una segunda vuelta el 7 de julio, dijo Macron en un discurso a la nación.

Contrariamente a Francia, el gobierno alemán ha desestimado los llamados a elecciones anticipadas debido a las pérdidas de los partidos de la coalición en las elecciones.

El canciller alemán Olaf Scholz – compuesto por su partido, los Socialdemócratas, así como los Verdes y los Liberales – aseguró poco más de un tercio del voto combinado (31 por ciento). El Partido Socialdemócrata vio sus peores resultados hasta ahora en una elección nacional. La extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) recibió casi el 16 por ciento de los votos, quedando en segundo lugar. La alianza opositora CDU/CSU (Conservadores) quedó en primer lugar con un 30 por ciento.

En la República Checa, la oposición también ganó. El movimiento ANO obtuvo más del 26 por ciento de los votos. La victoria mostró la insatisfacción de los votantes con su gobierno actual en una elección europea con una participación récord.

Pérdidas para la extrema derecha en Portugal y Suecia 

Mientras la extrema derecha ganó terreno en las elecciones en algunos lugares, principalmente en jugadores clave de la UE como Francia y Alemania, los resultados electorales en Suecia y Portugal supusieron un golpe para los partidos de extrema derecha.

En Portugal, el partido de extrema derecha Chega recibió el 9,8 por ciento de los votos. Después de causar sensación en las elecciones legislativas hace tres meses con un 18 por ciento, no ha logrado alcanzar el objetivo de la victoria electoral que su líder había trazado en la campaña.

Los Demócratas Suecos (CRE) perdieron apoyo por primera vez desde su irrupción nacional hace 15 años, alcanzando una pérdida del dos por ciento con un 13,2 por ciento. El partido de extrema derecha es el segundo más grande en el parlamento nacional de Suecia, pero solo aseguró el cuarto lugar en las elecciones de la UE. Una de las razones de su rendimiento podría ser que al votante tradicional de los Demócratas Suecos no le importan mucho las elecciones europeas.

Sin unidad en los movimientos de extrema derecha, limitando su peso 

Aunque todos comparten plataformas anti-inmigración, las divisiones son profundas entre aquellos que quieren mantener el papel de Europa ayudando a Ucrania en su lucha contra la invasión de Rusia, como el partido de Meloni, y aquellos que desconfían de ello, que incluyen el RN de Le Pen.

“Las voces de la extrema derecha y la derecha populista no se pueden sumar, esto limitará su peso directo en la legislatura,” dijo Sebastien Maillard, del think tank Instituto Jacques Delors, a la agencia de noticias francesa AFP.

“Pero la ola marrón (extrema derecha), particularmente evidente en Francia, inevitablemente impregnará el clima político en el que actuará la Comisión y la mayoría tendrá que tenerlo en cuenta,” agregó.

La participación electoral en la UE se sitúa en más del 50 por ciento. Sin embargo, algunos países han visto una baja participación que se atribuye a la fatiga electoral o al hecho de que las elecciones europeas no son tan importantes para los ciudadanos como las nacionales. Foto: Jan Woitas/dpa

Fatiga electoral posible causa de baja participación 

Según cifras preliminares del Parlamento Europeo, la participación electoral se sitúa en un 51,01 por ciento, lo que supone un ligero aumento en comparación con el 50,66 por ciento en las elecciones de 2019.

En algunos estados miembros, se celebraron múltiples elecciones o referendos simultáneamente con las elecciones europeas, como en Bélgica o Eslovenia.

La participación electoral más baja se ha registrado en Croacia con un 21,34 por ciento, incluso más baja que la ya baja participación del 29,85 por ciento en 2019. Lituania (28,35 por ciento) es el único otro país de la UE con una participación electoral inferior al 30 por ciento.

La baja participación electoral en Croacia se atribuye a las recientes elecciones parlamentarias, que probablemente dejaron al público harto tanto de las elecciones como de las respectivas campañas. Además, el público considera las elecciones europeas menos importantes que las nacionales.

Bulgaria, donde la participación electoral también fue baja (33,79 por ciento), celebró elecciones dos en uno, votando para miembros del Parlamento Europeo y del Parlamento Nacional, por sexta vez en tres años.

Ingrid Shikova, profesora de políticas de la UE en la Universidad San Clemente de Ohrid de Sofía, dijo a la agencia de noticias búlgara BTA que no hubo grandes sorpresas en las elecciones al Parlamento Europeo en Bulgaria. “Lo que perdimos por el hecho de que se celebraron simultáneamente elecciones nacionales y europeas fue que nuestros problemas nacionales de alguna manera eclipsaron los europeos,” dijo.

En Eslovenia, sin embargo, la participación electoral superó el 41 por ciento, lo que supone doce puntos porcentuales más que en 2019 y marca la mayor participación desde 2004. La votación simultánea sobre tres referendos consultivos sobre la eutanasia, el voto preferencial en unas elecciones generales y el uso del cannabis probablemente contribuyeron a la participación.

En Bélgica, donde se celebraron tres elecciones – Federal, Nacional, Europea – al mismo tiempo y votar es obligatorio, la participación electoral del 89,82 por ciento marca la más alta entre los 27 de la UE.

La contratación de la UE: ¿Cuáles son los próximos pasos? 

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reunirán informalmente el 17 de junio para una cena en Bruselas. Durante la cena, discutirán la distribución de los principales puestos de la UE – la presidencia de la Comisión Europea, el Consejo Europeo, el Parlamento Europeo, así como el Alto Representante de la UE para la Política Exterior – por primera vez.

A finales del mes, el 27 y 28 de junio, los jefes de estado de la UE celebrarán una cumbre de dos días con el objetivo de llegar a un acuerdo sobre cómo se distribuirán los puestos mencionados.

Este artículo se publica semanalmente. El contenido se basa en noticias de agencias que participan en el enr.