Madrid – El Gobierno de Rusia ha prohibido la venta de petróleo ruso y productos derivados a aquellos países que establezcan un límite al precio que pagan por estas importaciones, como es el caso de los Estados miembros de la Unión Europea.

Esta es una de las medidas contenidas en un decreto que el presidente ruso, Vladimir Putin, firmó el martes en respuesta a la reciente decisión de la UE y que estará en vigor desde el 1 de febrero hasta el 1 de julio de 2023. La norma también prohíbe el suministro de petróleo ruso a compradores extranjeros si el contrato utiliza un mecanismo de tope de precios.

A principios de diciembre, los países miembros de la UE, junto con el G7 y Australia, acordaron fijar un techo de 60 dólares al precio del petróleo ruso transportado por mar. (27 de diciembre)

Rusia avisa a Ucrania de que debe aceptar la realidad de las regiones anexionadas

Madrid – El Gobierno ruso ha advertido a Ucrania de que no hay “plan de paz” entre ambas partes si no acepta el estatus actual de las cuatro regiones que Rusia se anexionó recientemente, tras celebrar allí unas consultas populares que la comunidad internacional no ha reconocido.

Así respondió el miércoles el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, que ha comunicado su intención de presentar un proyecto de paz ante la ONU en febrero.

«Cualquier plan que no tenga en cuenta estas particularidades no puede pretender ser un plan de paz»

Dimitri Peskov

Pero el secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa de Ucrania, Oleksei Danilov, ha rechazado la afirmación de Peskov sobre la existencia de «nuevos territorios» dentro de Rusia, en referencia a Lugansk, Zaporiyia, Jersón y Donetsk.

Por otro lado, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, ha instado a Kiev a aceptar de «forma amistosa» la propuesta de paz de Moscú. “De lo contrario, el Ejército ruso se ocupará de esta cuestión», ha asegurado. (27 y 28 de diciembre)

Kosovo pide ayuda a la UE para resolver las tensiones con Serbia

Madrid – El Ministerio de Relaciones Exteriores de Kosovo ha pedido a los países miembros de la Unión Europea que tomen medidas contra Serbia para que colabore en la resolución pacífica de las tensiones en la zona norte de Kosovo, que se independizó unilateralmente de Serbia en 2008.

A través de una carta, el Ministerio señala la necesidad de que Serbia vuelva al diálogo y repasa los últimos incidentes, desde el levantamiento de barricadas por parte de la minoría serbia de la ciudad de Mitrovica, en el norte de Kosovo, hasta las agresiones a periodistas de medios kosovares.

Mientras, la UE y Estados Unidos han exigido a las partes que contribuyan a calmar la situación y se abstengan de “provocaciones, amenazas e intimidaciones”.

La tensión aumentó en la zona cuando las comunidades serbokosovares bloquearon el principal paso fronterizo entre ambos países, el de Merdare. Después, las autoridades kosovares cerraron el tránsito en Merdare y otros puntos siguieron bloqueados por barricadas, aunque estas serán retiradas este jueves, según anunció el presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, tras reunirse con la minoría serbia en Kosovo. (28 y 29 de diciembre)

Esta recopilación es una selección editorial basada en la cobertura europea de Europa Press. La responsabilidad editorial de esta publicación es de Europa Press. Se publica los jueves.